No lo vamos a negar, los seguros de vida son complicados de entender. Cláusulas, condiciones, precios, capitales asegurados… Son una serie de elementos que hay que tener en cuenta antes de proceder a la firma de una póliza de seguro de vida.

Lo más recomendable es que un especialista en seguros te explique elemento a elemento la finalidad de cada parte de la póliza de seguro. Sin embargo, sabemos que disponer de ese tiempo hoy en día es complicado.

A continuación hacemos un repaso a los elementos más comunes y que generan más confusión dentro de los seguros de vida. ¡Atento!

Elementos básicos del seguro de vida

Vamos a empezar la casa por los cimientos, no por el tejado. Un seguro de vida es un contrato por el que aseguras un capital para cubrir las situaciones inesperadas en caso de fallecimiento y/o invalidez permanente producidas tanto por un accidente como por una enfermedad. 

Así, garantizas una seguridad económica ante estas situaciones. Ten en cuenta que las pólizas de seguro son densas, no te agobies cuando tengas una enfrente y analízala elemento a elemento.

Póliza de seguro:

Es lo más básico, se trata del contrato entre dos partes que contiene las condiciones del seguro. Está compuesto por las condiciones generales, las particulares, las especiales (si las hubiere) y los suplementos que modifiquen los anteriores. 

Condiciones particulares de una póliza

Es de lo primero que verás en tu póliza. Se trata del conjunto de cláusulas que recogen los datos individuales y particulares de cada póliza, como la duración del contrato, descripción de los contratantes y del riesgo asegurado y las garantías que se contratan.

Condiciones generales de la póliza

Se trata del conjunto de cláusulas que recogen las regulaciones y estipulaciones básicas de la relación contractual aplicables a los contratos del mismo ramo o misma modalidad de seguro. 

Contienen la descripción y alcance de las garantías objeto del contrato.

Condiciones especiales de la póliza

Nos complicamos un poco más. Estás son el conjunto de cláusulas que complementan, amplían o derogan aspectos de las condiciones generales y que se aplican en particular a una determinada modalidad de contratación sin afectar al resto. 

Por ejemplo las garantías. Estas establecen exclusiones para ese determinado producto o bien puede tratarse de un documento que complementa a lo establecido en las condiciones generales ampliando la definición de las garantías, derogando exclusiones o incluir nuevas exclusiones.

Como has podido ver, los seguros de vida no son tan complejos como parecen. Solo hace falta tener claros ciertos conceptos y, aunque no nos convertiremos en expertos, tendremos una idea general de las pólizas de seguro de vida.

Desde Vitaance te ofrecemos un seguro de vida que va más allá de lo convencional. Incentiva a tus empleados a mejorar su bienestar mental y físico a través de nuestra aplicación de engagement, en la cual podrán completar challenges y ganar recompensas.

Te interesa mejorar el bienestar en tu empresa?

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse varius enim in eros elementum tristique. Duis cursus, mi quis viverra ornare, eros dolor interdum nulla, ut commodo diam libero vitae erat. Aenean faucibus nibh et justo cursus id rutrum lorem imperdiet. Nunc ut sem vitae risus tristique posuere.

Claro que sí