Antes de la pandemia muy poca gente estaba convencida de que el teletrabajo fuera realmente el futuro. Sobre todo, debido a la falta de confianza y a una cultura de empresa que premiaba el presencialismo por delante de los resultados en una gran mayoría de casos. 

El COVID-19 llegó (y para quedarse), y con ello las empresas tuvieron que reinventarse para seguir siendo en mayor o menor medida operativas. Fue a mediados de 2020 cuando el teletrabajo se implantó de la noche a la mañana en la gran mayoría de empresas, y con ello se empezó una temporada donde el teletrabajar era la norma, y no la excepción. 

Ha llovido mucho desde el año 2020, y hoy en día el teletrabajo se ha asentado y ha demostrado ser una forma igual o más productiva de trabajar. Sin embargo, hay veces que mantener la concentración cuesta. 

¿Cómo ser más productivo teletrabajando? ¿Qué hacer para no perder la concentración? Te lo explicamos a continuación.

¿Cómo ser más productivo teletrabajando?

No estamos descubriendo un mundo al admitir que si teletrabajamos tenemos más distracciones a nuestro alcance. Es una realidad le pese a quien le pese. Móvil, ordenador, despensa… El hecho de no estar en un ambiente de oficina nos lo pone más fácil a la hora de distraernos con esos elementos. 

Todo se trata de ponerle ganas. Distraerse es algo normal, pasa incluso en la oficina, sin embargo, es necesario saber cuándo está afectando a nuestra productividad diaria. 

A continuación te dejamos una serie de consejos para que tu productividad no se vea afectada al teletrabajar desde tu casa.

Las rutinas están para cumplirlas

De poco vale que bloquees tiempo en tu calendario para unas tareas que no vas a hacer. Es importante planificar y priorizar y, en la medida de lo posible, seguir una rutina clara que te permita seguir tus obligaciones laborales sin que eso suponga un esfuerzo extra más allá de tu jornada de trabajo establecida. 

Puedes empezar utilizando aplicaciones como Google Calendar más allá que para planificar reuniones. Por ejemplo, establece una franja horaria diaria a primera hora en la que te pondrás al día con los emails o mensajes directos, otra al mediodía para comer, o un blocker por la tarde para hacer tareas que requieren de concentración. 

Ayúdate de la tecnología

Sí, la tecnología no solo distrae, también ayuda a la productividad. Aplicaciones como Slack, Trello o un simple cronómetro nos ayudan a priorizar tareas y a dar visibilidad a nuestros compañeros sobre el trabajo que estamos realizando. 

Te recomendamos que, por mucho que te duela, dejes de lado tu bloc de notas y des una oportunidad a estas aplicaciones. Te sorprenderá lo productivas que pueden llegar a ser. 

Descansar no es opcional

Tomar descansos periódicos es más productivo que trabajar durante 8 horas diarias seguidas. Y está demostrado. Según un estudio realizado por la Universidad de Berkeley, al realizar microdescansos aumentamos la productividad de forma exponencial.

Eso no significa que cada 5 minutos tengamos que hacer una pausa para el café o que no debamos trabajar dos horas seguidas. Debemos ser conscientes del tiempo seguido que trabajamos, y una vez tengamos dificultades para seguir absorbiendo información, realicemos un descanso de unos 5 minutos. Y vuelta al lío. 

Como has podido comprobar, ser aún más productivo teletrabajando es más que posible. Solo es necesario ponerle ganas y, sobre todo, tener claro que será necesario asimilar una rutina. 

Mejora el bienestar mental y físico de tus empleados mientras ellos realizan los challenges y en nuestra app al mismo tiempo que obtienes insights sobre el bienestar de tus empleados y estos ganan premios.

Te interesa mejorar el bienestar en tu empresa?

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse varius enim in eros elementum tristique. Duis cursus, mi quis viverra ornare, eros dolor interdum nulla, ut commodo diam libero vitae erat. Aenean faucibus nibh et justo cursus id rutrum lorem imperdiet. Nunc ut sem vitae risus tristique posuere.

Claro que sí