Las empresas tienen problemas para atraer y retener a sus empleados. Después de la pandemia, los empleados han empezado a valorar más que nunca su tiempo y el bienestar en su puesto de trabajo, por encima del factor tradicional del salario. En Estados Unidos lo han llamado “la gran renuncia”, con más de cuatro millones de trabajadores dejando su empleo solo en julio de 2021. Pero en Europa el periodista británico Alex Christian ha afinado el término: “el gran coqueteo”, porque además de renunciar parece que los trabajadores viven ahora en un estadio de constante búsqueda laboral.

Y es que las prioridades han cambiado. Si para los “baby boomers” la estabilidad en la empresa y la vida centrada en el trabajo eran fundamentales, los “millennials”, la generación nacida entre 1981 y 1996 y que ocupa ahora la mayoría de los puestos de trabajo, tienen otros objetivos vitales.

La pandemia no ha hecho más que agudizar el problema. Si ya mucho sentían que el equilibrio entre vida laboral y personal estaba roto, la aparición del COVID 19 ha supuesto una epifanía para millones de personas. Las concusiones son claras: las empresas tienen que cambiar si quieren encontrar trabajadores.

Bienestar por encima de salario

El salario ha sido tradicionalmente el motor del cambio de trabajo. Cuando un empleado sentía que la empresa tenía que estar pagándole más y no lo hacía era el momento en que comenzaba a buscar otro puesto. Sin embargo, esto ha cambiado en los últimos años. Pagar más ya no sirve para atraer a los trabajadores que las empresas necesitan.

Según el estudio “The Start-Up Experience - HR best practices in fast-growing companies”, elaborado por la consultora Willis Towers Watson, el 90% de las startups tienen problemas para atraer el talento que necesitan y, lo que es más grave, el 95% tiene también dificultades para mantenerlo en el equipo.

Las motivaciones, por tanto, van más allá de del salario, tradicionalmente algo más alto de media en las startups que en el resto de empresas. Los perfiles demandados no solo cambian de puesto por más dinero, sino que quieren empresas que entiendan mejor sus necesidades vitales.

Un estudio de la consultora Mercer España afirma que casi la mitad de los trabajadores del país en 2021 (47%) estarían dispuestos a cambiar de puesto de trabajo a cambio de mejorar sus beneficios sociales. Un porcentaje además que ha subido notablemente tras la pandemia, ya que en 2018 era solo un 41%.

Según el mismo estudio, salud y bienestar son los beneficios más ofrecidos por las empresas y más valorados por los empleados. El seguro de salud y el seguro de vida son los productos que más se adaptan a esta demanda.

Sobre Vitaance

Vitaance es el seguro de Vida que quieres usar desde el primer día. Y es que no solo se ocupa de cubrir los riesgos asociados a la defunción o invalidez, sino que evita desde el principio que estos sucedan. Cuenta con una app que fomenta los hábitos de vida saludables y recompensa a los usuarios por mejorar su bienestar.

Te interesa mejorar el bienestar en tu empresa?

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse varius enim in eros elementum tristique. Duis cursus, mi quis viverra ornare, eros dolor interdum nulla, ut commodo diam libero vitae erat. Aenean faucibus nibh et justo cursus id rutrum lorem imperdiet. Nunc ut sem vitae risus tristique posuere.

Claro que sí